Terapias de Relajación



Terapias de Relajación: la diferencia entre vivir y sobrevivir


Desde que somos bebés estamos expuestos a muchas circunstancias y experiencias que nos provocan estrés, ansiedad y emociones de desesperación e irritación.

Estas emociones a decir verdad no son ni buenas ni malas, son sólo reacTerapias de Relajación: la diferencia entre vivir y sobreviviriones que tenemos cuando ocurren ciertas circunstancias y nos tratamos de adaptar lo más positivamente a ellas.

Sin embargo, cuando sentimos estrés o ansiedad, en el cuerpo se generan muchas resistencias, los músculos se contraen, la respiración se hace entrecortada, el corazón bombea más rápido y el sistema nervioso se irrita y sufre desgaste. Además, la energía vital del cuerpo no puede circular apropiadamente, lo que hace que se estanque en determinadas zonas del cuerpo y puede provocar más tarde todo tipo de afecciones.

Actualmente el estrés se ha vuelto parte común de la vida diaria, se ha aprendido a vivir con él, los síntomas son evidentes: estamos con prisa durante el día, nos sentimos irritables o desesperados, tenemos la cabeza llena de ideas vagas y pensamientos que no nos llevan a ningún lado, forzamos a la mente a responder sin detenerse a descansar, la rutina diaria es mecánica y exigente, tememos no tener esto y lo otro, hay una tensión constante por que no se quiere perder lo que se quiere y se tiene, por el futuro, por lo que podría venir. Muchas son las circunstancias que pueden causar estrés, y cuando no somos conscientes de aquello que provoca el estrés y le damos una solución que nos lleve a la tranquilidad, entonces caemos en actitudes evasivas, tratando de suprimir esa especie de tensión interior con placeres superficiales que de momento barnizan con una calma artificial, pero que a la larga solo crean más soledad, tensión y ansiedad, lo cual no nos permite disfrutar la vida de formas más plenas y satisfactorias sino que nos va alejando de ella, nos volvemos sobrevivientes, no estamos realmente viviendo, disfrutando.

Saber que nos causa estrés, ansiedad o sentimientos de irritación y desesperación no es en realidad muy difícil. Lo primero que habría que hacer es empezar por descargar al cuerpo de toda esa energía contenida que no nos permite concentrarnos en lo que sentimos. Para esto, nada mejor que las terapias de relajación, las cuales son excelentes alternativas para que el cuerpo recobre su estado de gozo natural, y podamos entonces darnos el tiempo para reflexionar acerca de aquellas situaciones a que nos provocan conflicto, y encontrarles quizá una nueva forma de resolverlas.

A continuación, algunas de las terapias de relajación más efectivas, no te olvides de llevar a cabo alguna de ellas a menudo, verás como mejora tu vida en todo sentido.

1. Terapia Bioenergética: la terapia bioenergética es una forma muy efectiva para liberar tensiones acumuladas desde hace tiempo atrás. Con esta terapia podrás no sólo desahogarte emocionalmente, sino podrás empezar a enfocar las cosas desde una nueva perspectiva, pues el cuerpo es una extensión de la mente. Si sana el cuerpo, sana la mente. La terapia consiste en un masaje de desbloqueo, apretando determinados puntos en los meridianos del cuerpo donde se ha acumulado tensión.

2. Yoga: esta práctica milenaria es una de las favoritas para ayudar a poner el cuerpo y la mente en un estado de profunda paz y receptividad. Puedes hacer yoga ya sea instruyéndote con un libro, un video o con un instructor. Los resultados son realmente satisfactorios.

3. Haz ejercicio: hacer ejercicio es una de las formas más amenas y placenteras de liberar tensiones. Para que el ejercicio sea realmente un momento de retroalimentación emocional, podrías complementarlo visualizando cosas que te gusten o formas creativas de vivir tu vida.

4. Taichi: el taichí es un ejercicio que requiere de mucha concentración para realizar movimientos suaves, coordinados y armónicos. Es un arte que te ayudara a liberar tensiones y te ayudará a desarrollar un pensamiento enfocado y creativo.

5. Los masajes: hay en la actualidad muchas técnicas para realizar masajes de relajación. El masaje sueco, tailandés, con piedras, etc. son alternativas muy efectivas para que tu cuerpo descanse de los corrosivos efectos del estrés.

6. Musicoterapia: el pensamiento es un arma poderosa para crear estados anímicos. La musicoterapia es una alternativa la cual, por medio de la música, te ayuda a conectar con pensamientos y emociones placenteras que te ayudaran a retroalimentar tu mente y a crearte estados de tranquilidad, seguridad y plenitud. Es una terapia que da resultados sorprendentes, sobre todo cuando se le conjuga con la visualización dirigida.

7. Visualización dirigida: por medio de imágenes, voces, música e incluso aromaterapia, se te ayuda a retroalimentar tu mente con pensamientos de tranquilidad, abundancia, amor y plenitud. Es una forma deliciosa para entrar en contacto con lo que hace sentirse entusiasmado a tu corazón.

Cualquiera de estas terapias puede ayudarte a sanar afecciones, a evitar el insomnio, mal humor, desesperación, a animar tu corazón y a volverte más creativo y con seguridad. Pero sobre todo, las terapais de relajación pueden ayudarte a contactar con aquellas cosas que realmente disfrutas, divierten y admiran de ti mismo, las cuales hacen la gran diferencia entre estar solamente sobreviviendo, y no viviendo y gozando realmente tu vida.

Fuente biomanantial.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada