Técnicas de Relajación para Estudiantes

Técnicas de Relajación para Estudiantes (Parte I)

Como sabemos los estudiantes llevan un ritmo bastante acelerado y lleno de actividades. Es muy frecuente que a mitad del año escolar, muchos de ellos comiencen a dar señales de estrés, sobre todo cuando se acerca la época de exámenes. Para ello debemos anticiparnos a estas situaciones y tomar acción, para que no se llegue al punto de un estrés severo, que en muchas oportunidades acaba por afectar la concentración, la alimentación, aumenta el consumo de tabaco, café, entre otras cosas.

Sin temor alguno alguno hay que descansar…y cuando me refiero a descanso me refiero a aquel tiempo en que momentáneamente detenemos la actividad que estamos realizando para realizar otra distinta. No es más que hacer una interrupción que permita al estudiante renovar energías y mantener la concentración.

Cuándo se considera necesario descansar en el tiempo de estudio?

* Cuando se sientan cansados y agotados por el trabajo intelectual realizado;
* Cuando no se tenga concentración;
* Cuando en el horario establecido esté así asignado.

En los minutos de descanso que se han establecido en el horario, es importante que el estudiante sepa sobretodo relajar la musculatura, los puntos de tensión, y que se levante a la cocina, otro local, salir fuera a airear, ojear una revista, etc. Aunque es poco tiempo, servirá de pausa entre la actividad intelectual y la otra.

Técnicas de Relajación para Estudiantes (ParteII)

En ocasiones es posible que el estudiante se sienta desconcentrado y agotado con mucha frecuencia y les cuesta entender y retener la información estudiada. Cuando esto surge, es necesario plantearse las siguientes preguntas:


# Algo me preocupa?
# Dispongo de todo lo necesario para estudiar?
# Hay algo en la mesa que me desconcentra?

Luego de que se tenga lo necesario y de que las respuestas a estas preguntas sean (No, Si, No), pués se pasará a realizar unos ejercicios de relajación para ayudar.

Ejercicios:

1. Relaja la vista cerrando los ojos durante unos segundos y después mira tranquilamente un paisaje o algún objeto que te guste.
2. Relaja la musculatura de la cara moviendo la mandíbula y la frente y después déjalo inmóvil, en reposo.
3. Al levantarte de la silla, estírate, los brazos y las piernas, flexiona las piernas, estira los brazos hacia arriba y realiza una respiración profunda con los ojos cerrados.

De esta manera ayudarás al cuerpo a relajar y a la mente a descansar, el sobre cargar los neurónios no lleva a nada, solo al agotamiento extremo, y los resultados no serán los esperados.

Buenos estudios!

Fuente
Técnicas de Relajación para Estudiantes (Parte I)
Técnicas de Relajación para Estudiantes (ParteII)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada